Sonreír plenamente en la adultez

¿Va a perder sus dientes una persona de la tercera edad? Hoy en día la respuesta a esa pregunta es esperanzadora; no necesariamente. Un adulto de edad avanzada puede perfectamente mantener todos sus dientes si es que sigue controles periódicos con su dentista (al menos una vez al año) y consejos básicos de salud oral, como realizar una correcta técnica de cepillado, al menos dos veces al día, usar seda dental o cepillo interproximal y limpiar de manera adecuada las prótesis dentales.

Para comprender la dinámica bucal es necesario saber que el conjunto de tejidos que da soporte a los dientes se conoce como periodonto y está compuesto por el hueso, la encía, el cemento y el ligamento periodontal (estos dos últimos encargados de la unión entre el diente y el hueso). Estos tejidos pueden verse afectados por enfermedades inflamatorias infecciosas como la gingivitis (inflamación de la encía) o periodontitis (inflamación completa del aparato periodontal). La periodontitis produce la pérdida del hueso de soporte del diente y, en las últimas etapas de la enfermedad, esta pérdida de soporte hace que los dientes se aflojen y finalmente se caigan. La causa desencadenante de estas enfermedades inflamatorias es simplemente el acúmulo de la bien conocida placa bacteriana o biofilm, asociado a múltiples factores que pueda presentar el adulto, tales como enfermedades sistémicas o tabaquismo.

Contrario a lo que muchos suelen creer, existen estudios que demuestran que la periodontitis no es una causa natural del envejecimiento (Burt 1994). A pesar de que las personas adultas efectivamente tienen mayor predisposición a la pérdida de piezas dentarias y a las recesiones gingivales (o retracción de encía) se ha demostrado que esto ocurre por el daño acumulativo causado por enfermedades periodontales asociadas a otros traumas y, no por la edad propiamente tal (Papanou, 1999; Albandar, 1999). En consecuencia, si una persona durante toda su vida se preocupa de cuidar su salud bucal, evitando estas enfermedades y otros traumas, puede mantener su dentadura completa en un perfecto estado a pesar de los años. Dado lo anterior, existiendo una adecuada educación respecto de los cuidados orales básicos durante toda la vida, no sería demasiado optimista pensar que cada vez sea más habitual que las personas alcancen sus años dorados con prácticamente todos sus dientes, permitiéndoles disfrutar de un mayor bienestar, facilitando su inclusión y vida social.

Dra. Maité Souyet Cases
Cirujano Dentista, Especialista en Periodoncia
Magíster en Ciencias Quirúrgicas
Clínica Odontológica San Sebastián, COSS

Los comentarios están cerrados.